martes, 22 de enero de 2008

Entre tiros y culatas . .[ It`s over?...No, it´s not over yet!]

Buenas:

¿Quién diría que el ocaso de un año trae tantos finales a una sola y simple existencia? Pues, ya sin querer, se acaba una época, un ciclo, 365 días predeterminados por la física de nuestro universo y/o la voluntad de uno[s] Dios[es, prefiero no herir pensamientos teológicos en esta ocasión]. Bueno aquí trato de presentar en singular acción Holística [estupenda palabra que llegue a aprender a causa de una conferencia, con alguien que luego se convertiría en un ícono [incomprendido] de PUCP/EEGGCC, L. Bringas] el desarrollo de algunas acciones simples, otras confundidas y por qué no, hasta heroicas, del año que finiquitó, MMVII. [QDEP].

Algunas de las cosas que empiezan a mellar en mi memoria, levemente, son los conocimientos adquiridos. Teóricamente, nos enseñan cosas que, cito, "Te servirán para el futuro de tu carrera profesional" [no se por qué me suena a reclame de Instituto informático/Pseudouniversidad la frase esa]. Bueno, me atrevo a asegurar que a ciencia cierta, redundantemente, la frase citada no es tan cierta que digamos. Seamos sinceros, no todo lo de primer año es importante, ni siquiera trascendental. A lo que voy es que una de las cosas que si me servirá [ojala esto no sea un engaño mas] es el curso ese de Primeros Auxilios, un minúsculo pedazo, resumido, zippeado [WinZip y WinRAR], miniaturizado y filtrado de conocimiento "médico". Ahora, no voy a negar que me divertí aprendiendo algunas cuestiones de "carrera", pero creo que hay otras que te dan una mayor satisfacción. Creo que la parte más entretenida era agarrar a jeringazos [no mal piensen, por favor, contrólense,...ya? Ok, continuo] a cualquier conocido [y no tan conocido] "a favor de la ciencia", gran mentira que nos salvaría de contener el menor remordimiento al infligir el dolor mas traumatizado por madres y abuelas, una inyección. Claro que con la práctica se hace al maestro, pero realmente valoro a esa gente que no tenía nada que ver con el curso, y se petaron por la causa, donaron brazo, antebrazo, mano, vena y el resguardo posterior, a manos de inexpertos, y ahora ya un poco más curtidos, estudiantes. Jajaja, viva el Trial ´n error!

Claro que no entro en la gente que infligió mucho dolor [pregúntenle a mi gente jeringueada]. Pero también me queme por la causa, con ciertos compañeros ya casi realizando una extracción a la medula, o pinchando, creo yo, mi riñón derecho. Ya pasada la experiencia, tomo la oportunidad para mencionar a aquellos, que sin ser de los estudiantes, donaron su dolor a la ciencia. Aquí algunos conocidos, si me olvidé de alguien disculpen de antemano a esta memoria frágil: Luxo, Giovanni, Mafer, mi hermanito [el dude], Alvaro.e.Mur y a mis Sres. padres que fueron lo suficientemente valientes como para donar vena en brazo. A los compinches universitarios, se los agradezco, pero no tanto ya que mi ración de pinchazos fue subsanada, y a veces mucho.

Desde el final del año anterior, me puse a pensar, como muchos en qué diantres haría por mi existencia en estos meses de vacaciones, que en el caso de la explotadora UPCH, solo duran en mi caso desde el 18 de diciembre hasta el 3 de marzo. Herejes aquellos que tienen más vacaciones. Judaizantes. Bueno, la gracia es que me di cuenta que no faltaba un patiño que se computa estrella de Beverly Hills y llena su maldito horario de actividades académicas y otras.

-"Osea, voy al gimnasio y luego al spa, y termino en mi curso de finlandés para dummies,-
yawn - para luego llegar a la academia de repaso del curso que me saqué 13,75, - ahora bostezo de verdad - prosigo a mi curso de reparación de celulares y otros equipos que emitan radiofrecuencias y finalmente en mi clases de "como tener comfort, etiqueta y un poco de mal gusto en un evento social que sale en Polizontes" ".

Ok entiendo que es usual que todos quieran hacer algo en vacas, terminar un proyecto, realizar un proyecto, comenzar un proyecto o inclusive planear un proyecto. Sé que todos quieren llevar un deporte, instrumento musical, arte, idioma, o si inclusive ese curso de reparación de celulares y otros equipos que emitan radiofrecuencias. Pero al resto de nosotros que realmente disfrutamos vagando en vacaciones [o así mentimos] nos altera un poco eso. Yo he aprendido a manejarlo, pero me parece gracioso que otros patiños se sientan completamente vagabundos al solo escuchar que otros míster tiene un horario. Solo la palabra te trauma. Y mucho. Yo ya me conozco, así que decidí planear pocas cuestiones nomas, ya sé que terminaré haciendo bastantes más, y ya empezó a pasar. Creo que así también funcionan el resto de vagos como yo. Pero ya me tocara en el futuro esa leyenda de crear horarios para las vacaciones. Dios mediante. [No se moleste la gente que se ocupa muchos en verano, en verdad son un ejemplo para nosotros los vagos, ya en un verano o dos me atreveré a ser como ustedes].

El otro día me dispuse a ver mis notas. Hubo un conflicto. Yo estaba dispuesto, pero al parecer la universidad no. Problema. Las notitas no estaban agregadas a la Interné [como dicen unos por ahí]. El dilema era grande. Ir hasta la universidad, ubicada, en una zona muy cerca a mi hogar, casi a la vista [para los que no saben: Gran Sarcasmo, realmente grande, diría que hasta gargantuesco, o colosal.] Estaba en la balanza, aceptar que me fue bien en el final de Física, y condicionar mi mente a que estaba aprobado. O por el otro lado, vivir traumado por la expectativa, podría, en uno de esos días malos para el Grande, jalado con pompa y derroche la bendita asignatura. Diantre y rediantre! Así que mandado por La Sarita y todo el resto de panteón olímpico peruano, me aventure con solo 1 hora y 54 minutos de agradable sueño [luego de la tormenta, una reunión entre amigos en mi morada] a las junglas de la civilización occidental, el cono norte, lugar de agradable clima [gris neutral, con su respectivo smog tipo Mordor] que me esperaba con las manos abiertas [y los cuchillos desenfundados] como a uno de sus hijos adoptivos, de regreso.

Al final de ese tortuoso viaje, con un compinche [Féliz] y el encuentro con otros ya en el mas allá que acá, fue un buen día. Revisé las notas, todo bien. Pero diantre que es lejos. Como se nota que me las vacaciones se han calado entre mis huesos. Maldita vagancia.

Bueno aún quiero hablar sobre las deidades peruanas y un par de anécdotas combisticas para el repertorio, pero ya suficiente por hoy. Sigo a vagar con mi falta de horario, de planificación. Ferreira, si me estás leyendo, todavía creo en tu planificación, pero no hoy, no hoy, jajaja, tal vez mañana....

Suerte a todos y todas, cuidado con los wormholes y con fuerza 2011,


Jose Antonio L.

[Por acá y por allá]

2 comentarios:

paz=) dijo...

oe verdad, sorry x la endovenosa xD la suerte d principiante no funciona cnmigo xD digamos q tus venas no son muy wenas (x no decir q mi pulso esta hasta las webas)

giuli dijo...

oye que te sucedeee!!! el curso mas util que hemos llevado ha sido definitivamente FUNDAMENTOS PARA EL... (jamas me aprendi el nombre) y LITERATURA no se queda atras a (ahi si fui sarcastica) pero en serio yo creo ke lo de primeros auxilios a la larga lo aprendes en cambio en fundamentos te enseñaban en base a experiencias... aparte te contradigo porque me fascina pelearme contigo =D