viernes, 25 de enero de 2008

Una travesía por el centro histórico... [ hell and back.. ]

Buenas, y buenas también las vacaciones..:

Ayer ocurrió algo interesante, por desgracia mía, y por la de algunos otros, la ya malévola UPCH, no se ocurrió mejor idea que pedir los papeles de la recategorización, cada vez que inicies el año lectivo. Así que por buena voluntad, mi señor padre, estuvo viendo eso, mientras yo vi algunas otras cuestiones. Sin embargo al entregar los susodichos papeles [en su respectivo file, jajaja archivador, para los ferrerianos] exigieron que además se entregase un papelito llamado registro migratorio, tres para ser ciertos, el de mis señores padres y el mío. Oh! Gran sorpresa. Pues sabía que para ese papelillo tendría que ir personalmente a un pequeño infierno, el centro, de cómo diría Wongcito, Lima Limón.

Lo más probable es que este exagerando un poco, pues ahora, luego de la gestión del enteco Andrade, el centro se puso más tranquilo y la gentita nice se pudo aventurar más en sus calles. Sin embargo, eso de ir aún incluye micro malditos que no saben donde te llevan, llenos de gases nocivos, un ambiente siempre caluroso [con o sin: sal solcito caliéntame un poquito por hoy y por mañana y por…][¿A quién se le ocurrió semejante obra maestra de canción?] y lleno de gente y otros peligros que nuestras madres nos cuentan de vez en cuando.[O que vemos en algún titular chicha… perdón ..amarillista, no?]

Así que luego de llegar a la Arequipa [que para mi es bastante considerando que vivo algo lejitos del smog capitalino], me trepe a cierto micro que me enviaría a lugares cercanos a las galerías Wilson, lugar donde la legalidad hace respetar su ley. Curiosamente muy cerca de la SUNAT. Y también de Pollos Kachito [que según Franco P. dan alimento para 5 en cada menú para 2], curiosamente. Luego baje y empecé a caminar por la avenida España, sitio donde encontramos a la Gobernación, y a un edificio muy alto, “de investigación policial” dice el letrero. Según algunas observaciones, es probable que estén jugando yan-quem-po, mientras asaltan a viejitas en paseo Colon. Pero bueno, ya no digo mas por que a la policía se la respeta, no? Luego de cruzar cerca de la plaza Bolognesi, una nube de tramitadores empezó a cuestionarme desde, que tramite voy ha hacer, hasta de que color quiero la fotocopia. Una bocina en lo alto del edificio de Migraciones, hace que estos pongan la cabeza baja.

[Sonido de ascensor]…

Bienvenidos a la dirección de migraciones y naturalización. Recuerden señores. NO! Necesitan comprar formularios. NO! Requieren comprar estuches para el pasaporte. NO! Y recuerden sobre todo, NO NECESITAN LA AYUDA DE TRAMITADORES!

Gracias.

[Sonido de ascensor]…

Luego de este mensaje fúnebre para aquellos buenos ciudadanos que solo quieren ayudarte, me dispuse a entrar, pase por una cola para ello. Luego otra cola para preguntar a donde debía ir para preguntar donde saco los formularios. Después, otra para los informes, donde felizmente tenían los formularios [pues otra cola ya hubiese sido desastrosa].

Finalmente llegue a la cola del Banco de la Nación [jaja], que por gracia divina se encontraba dentro de las instalaciones de Migraciones. Mientras llamaba a mi mama, pues muchas fechas de cumpleaños, DNI’s y otras documentos, eran números eliminados de mi sistema. En ese instante viene un pata de aproximadamente 20-30 años, y me dice Brother, o saes’ si ‘engo que sacar ese papel, pa’ mi pasapostre [si, “pasapostre” entendí]. Luego de explicarle al susodicho surfer, obviamente desubicado, me di cuenta que muchas caras foráneas habitaban las estancias de extranjería, un tumulto de almas que resaltaban, no solo por sus facciones y estatura, sino por su español machucado, mientras trataban de explicarte sus problemas con señas. Un espectáculo triste ver a tanto despistado, en el peor sitio para despistados, una oficina gubernamental.

Mientras me acercaba a las ventanillas, luego de una larga cola, empecé a darme cuanta de otros detalles bien nacionales. Cada vez que uno de los atendidos en las ventanillas movía un músculo, con una intención de retirarse [ejemplo: recoger algún papel, retroceder 1 cm, o mirarse los zapatos] una horda de bárbaras salvajes, léase mujeres alteradas por que eran las 12, gritaban al pobre desdichado, el primero de la cola, que avance, que se mueva, que no demore la cola, que no sea bestia, que sea conciente ps’ varón, que mis hijitos me están esperando, etc.

No tenía sentido, cuando vez que alguien se retira de la ventanilla y sigues tu, esperas a que guarde sus papeles, se tomen un respiro y salga. Pero las ogras estas de la cola, señoras desnaturalizadas por la acción del calor, exigían un movimiento tan brusco e inoportuno que podían hacer sentir incomodo al que iba saliendo del Banco ¿Mujeres desesperadas? No, despistadas.

Luego que me gritaron algunas de estas ogras, fui a la penúltima cola, y fui atendido con celeridad. Y espere a que me entregaran los tres documentos.

Ocurrió un último dilema.
El más grande problema
Sonó el reloj y la 1 pm era.
Al unísono, la tembladera


Lo que pasa es que a esa hora iniciaba el almuerzo. La desesperación recorrió mis pensamiento, y como en soldado en trinchera tuve que actuar. Adiós a la actuación de gentita nice, ya fue. Yo no tenía pensado regresar a ese hell hole, en mucho tiempo [o quizás nunca]. Y solo tuve una alternativa, pues con ya dos papeles encima, me puse a rogar un poco al pata que los entregaba. Que no sea malo, que soy estudiante, que vivo lejos, que mi recategorización, etc. Mis esfuerzos cumplieron con el deseo que tenía y papeles en mano, me dirigí a la salida, casi corriendo. Hasta nunca. [Por ahora]


Nos vemos en un futuro próximo, suerte y cuidado con las oficinas del estado, muerden

Suerte

Jose Antonio

4 comentarios:

godard dijo...

Buena quest.

Alvaro Leon-Gambetta dijo...

Buenas noches lulli, supongo que mi falta de tecnologia y analisis de sistemas me obligan a escribir por aca cuesto que no se como mela hacer para que solo lo leas tu pero bueno. Hoy dia he estado con fiebre por lo tanto no fui a trabajar a mi 2do hogar (Hipermercados Tottus, Oficinas Centrales.- Antequera en San Isidro, Gerencia de Desarrollo) asi que estuve vagando por la red de redes y termine en tu pagina dejame decirte que algunos de tus escritos (como comprenderas no he leido todos ni todo de los que me digne en leer) me parecerieron interesantones estas madurando en la escritura..jaja deberiamos pasarle una copia de los mismos a chicha a ver que dice derrepente los tira al basurero del señor joshua o tal vez reparte copias a "promoción" (Sea quien se este año, el cual indiscutiblemente, debe estar sentado adelante), aunque seguramente esta y otras tradiciones ya no existen proque la "señora/tia negación" no sirve para esas cosas, ni para manejar, ni tiene paciencia (Ese día todos sae querian bajar yo lo se). Bueno nada, mejor dicho algo, a ver si cuando vuelva jose de su aventura culinaria de los estados unidos nos juntamos algun dia a tomar una(s) cerveza(s) ( o jugo de naranja para los abstemios o los que prefieren andar sobrios y jactarse de que no toman :S )a ver si nos ponemos al dia en nuestros quehaceres diarios, que dicho sea al paso (o dicho sea de paso ... como es??) supongo que de los tuyos solo tengo que leer tu blog, cosa que, lamentablemente, no tengo ni planeo tener a corto plazo, asi que digamos, tu no peudes saber mucho de mi vida, salvo que estuve en asia ese fin de semana, ahora, con esto no quiero decir que tu quieras saber de mi vida pero tal vez quieras intercambiar ideas (Si no lo deseas solo tienes q decirmelo, no me sentire desdechado) bueno lulli saludos a minilulli y si es que ves a alguno del bus school, digase el gordito reconchasumadre y otros tambien les mandas mis mas sinceros saludos ...jaja bueno me despido,estamos en contacto,

un abrazo(completamente masculino),

Tu compañero de la gallada,

pd. Deja libre el plegable

Anónimo dijo...

hi mate, this is the canadin pharmacy you asked me about: the link

Anónimo dijo...

Oye varón, eres toda una dama. ¿Tanto drama por ir al Centro?